Me enteré de que yo había “Born to run” algo tarde

Me enteré de que yo había  “Born to run” algo tarde es la historia que hoy Txabi quiere compartir con todos nosotros. Así nos la cuenta:

Sí, porque no me di cuenta de ello hasta mis 51 años. Y, ya se sabe, en esto del correr es como el rascar: todo es empezar.

Un día de verano, con unos amigos de la infancia, nos propusimos -para el verano siguiente- subir al Kilimanjaro. Y yo, que tenía unas piernecitas de alambre (tipo el legendario Fido Dido) decidí apuntarme a un gimnasio (el 31 de diciembre de 2005 a las 21,15 horas, todo una declaración de intenciones) para reforzarlas. Y lo conseguí (… lo que no llegamos a hacer nunca fue ir al Kilimanjaro).

ABRIL 2014 020

Mi primera experiencia en carreras populares fue justamente dos años después, el 31 de diciembre del 2007 en “La Cursa dels Nassos” (54:22), con unas zapatillas Wilson de jugar a tenis, y sin haber corrido nunca antes más de 4 km. Pero aquello ya fue el inicio de un no parar. Antes de un año y medio ya disputaba mi primera Media Maratón (también sin haber corrido nunca antes más de 10 km) en 1:54:03. Y seguí acumulando carreras. Entrenar, entreno poco, muy poco; pero competir -conmigo mismo- eso sí.

Entre carreras de 10 km., medias maratones y maratones, “mi cosecha” hasta 2013 ha sido:

7 en 2008, 15 en 2009 (con “casi” Media Maratón de Nueva York incluida y por sorpresa) 17 en 2010, 11 en 2011, 16 en 2012… y 25 en 2013 (una pasada de año a nivel de competición y de resultados).

En mi periplo como corredor popular hay una fecha que marca un punto de inflexión: Septiembre 2010. Porque, sin haber corrido nunca antes más que medias maratones, me planté en BERLÍN para correr  MI PRIMERA MARATÓN (… y acabarla en un dignísimo tiempo de 4:13:29 a mis 53 años), una primera maratón corrida bajo la lluvia, de principio a fin.

ABRIL 2014 007

Plantarte en una Maratón, la primera, y lejos de casa, sin haberla preparado, es algo que no le aconsejo a nadie. ¿Por qué lo hice? ni yo mismo me lo sé responder aun ahora. En principio, iba a ir para vivir el ambiente y lograr hacer la mitad del recorrido (media maratón); pero el ambiente era tan y tan brutal y me encontré tan y tan bien (cada 10 km los iba corriendo cada vez más rápido que los 10 km anteriores) que fui tirando, tirando, tirando… hasta que vi, al final de la larga avenida, la impresionante Puerta de Brandemburgo. Inenarrables las sensaciones en ese momento mágico, indescriptible; otra cosa fue el creer que la Maratón terminaba al pasar por debajo de ella, por lo que -equivocadamente- das un último esfuerzo, apretando y sacando fuerzas de donde ya no quedan… cuando ves, dramáticamente ¡ que la línea de meta está todavía unos trescientos metros más adelante !.

Correr me ha cambiado la vida. Llevaba años y años “apalancado” y la frustrada expedición al Kilimanjaro me cambió la vida. Desde aquel lejano 31-12-2007 hasta abril de este año (en la Cursa dels Bombers ) 100 carreras de todo tipo acumulaban mis piernas…

TRIBANDA TEAM 4

Firmado Speedy Txbi

Be Sociable, Share!
    0 comentarios

    Dejar un comentario

    ¿Quieres unirte a la conversación?
    Siéntete libre de contribuir

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *