¿Tu cuerpo no rinde? ¡Quizás le falte magnesio!

En ocasiones sentimos que nos faltan las fuerzas, cuando empezamos a preguntarnos qué nos puede ocurrir, no encontramos una solución. Quizás descansamos bien, nos alimentamos correctamente pero hay una deficiencia en un mineral que puede ser la clave de todo: el magnesio.

El magnesio es un mineral muy importante en nuestra nutrición, responsable de más de 300 reacciones químicas en nuestro organismo. Es difícil diagnosticar su falta, ya que no se mide en las analíticas de sangre. Sus  efectos cuando nuestro cuerpo no tiene unos niveles adecuados son los siguientes:

  • Degeneración de los cartílagos y aparición de enfermedades como la artrosis y dolores articulares
  • Molestias musculares: contracturas, hormigueos, entumecimiento, temblores…
  • Taquicardias

  • Espasmos coronarios
  • Hipertensión arterial
  • Dolores de cabeza
  • Dolor mandíbular por tensiones
  • Vértigos
  • Espasmos en varias partes del cuerpo
  • Hormigueo alrededor de la boca
  • Fotofobia, dificultad para adaptarse a la luz, visión de lucecitas con los ojos cerrados
  • Pérdida de apetito
  • Náuseas y vómitos
  • Opresión en el pecho y dificultad para respirar profundamente
  • Estreñimiento
  • Calambres menstruales
  • Dificultad para tragar o sensación de nudo en la garganta
  • Hipersensibilidad al ruido
  • Deseos de consumir sal y chocolate
  • Alteraciones del sistema nervioso: insomnio, ansiedad, hiperactividad, inquietud, ataques de pánico, fobias.
  • Osteoporosis
  • Caries

Como ves son síntomas muy comunes que en algún momento puedes tener. Por otro lado nos ayuda en términos generales a mantener constantes los latidos del corazón, es un componente que colabora en que los huesos permanezcan fuertes, mejora la asimilación del calcio, nivel de la glucosa en sangre y aumenta la producción de energía.

 

¿Cuales son los mínimos diarios necesarios de magnesio en nuestro cuerpo?

Esta tabla es orientativa, algunos de estos valores pueden variar en función de la asimilación y nuestro cuerpo:

magnesio-beneficios

Bebés:

Menores de 6 meses: 30 mg/día.

De 6 meses a 1 año: 75 mg/día*

Niños:

1 a 3 años: 80 miligramos

4 a 8 años: 130 miligramos

9 a 13 años: 240 miligramos

14 a 18 años (varones): 410 miligramos

14 a 18 años (mujeres): 360 miligramos

Adultos:

Mujeres.

Mujeres adultas: 310 a 320 miligramos

Embarazadas: 350 a 400 miligramos

Mujeres lactantes: 310 a 360 miligramos

Hombres

Hombres adultos: 400 – 420 miligramos

Llegados a este punto, seguramente ya sabes cuánto magnesio diario necesitarías.

 

¿Qué alimentos son buenos aportes y cuánto me dan?

Estas son cantidades por cada 100gramos

  • Almendras  250 miligramos
  • Caracoles 250 miligramos
  • Garbanzos, judías blancas o guisantes 150 miligramos
  • Avellanas, pistachos o nueces 150 miligramos
  • Maíz 120 miligramos
  • Chocolate 100 miligramos
  • Pan integral 91 miligramos
  • Lentejas 78 miligramos
  • Cigalas, langostinos, gambas 76 miligramos
  • Acelgas 76 miligramos
  • Puré de patata 69 miligramos
  • Dátiles 59 miligramos
  • Pasta 57 miligramos
  • Chocolate con leche 50 miligramos
  • Espinacas 50 miligramos
  • Sardinas en conserva 50 miligramos
  • Almejas, berberechos 50 miligramos
  • Queso gruyere, emmental 50 miligramos
  • Pasas, ciruelas secas 40 miligramos
  • Queso manchego semicurado 39 miligramos
  • Castañas 36 miligramos
  • Guisantes verdes 35 miligramos
  • Langosta y bogavante 34 miligramos
  • Galletas 32 miligramos
  • Judías verdes, habas 28 miligramos
  • Sardinas en conserva 26 miligramos
  • Patatas 25 miligramos
  • Conejo 25 miligramos
  • Besugo, dorada, salmonetes, merluza 23 miligramos

Como ves hay alimentos que podemos considerar cotidianos en nuestra dieta para tener unos niveles adecuados, pero tenemos que tener en cuenta que factores como un alto nivel de estrés o la toma de algunos medicamentos puedan hacer necesario que incrementemos la infesta para estar seguros de que tenemos lo necesario. Es recomendable tomarlo en varias comidas para darle tiempo al cuerpo a asimilarlo correctamente.

En general rechazaría tomar suplementos. Lo principal es una buena alimentación para poder tener unos niveles adecuados. En caso de que lo necesitemos, uno de los más utilizados actualmente es el carbonato de magnesio.

Fuente: nlm.nih.gov

Be Sociable, Share!
    0 comentarios

    Dejar un comentario

    ¿Quieres unirte a la conversación?
    Siéntete libre de contribuir

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *