Bezabeh, sancionado 2 años.

El Comité de Disciplina rectifica la absolución de la Federación, acepta el recurso del CSD y sanciona al atleta por su dopaje sanguíneo. El fondista español se convierte en el primer implicado en la ‘Operación Galgo’ al que se le impone una sanción.

El fondista español Alemayehu Bezabeh estará finalmente dos años sin competir. Así lo decidió ayer el Comité Español de Disciplina Deportiva (CEDD), que le sancionará también con una multa de 3.000 euros por su infracción de dopaje sanguíneo, reconocida por él mismo, relacionada con la Operación Galgo.

El castigo rectifica la decisión de la Federación Española de Atletismo, que exculpó al atleta “por falta de pruebas” el pasado 28 de marzo, pese a que él mismo había confesado al presidente de la Federación, Odriozola, que se había extraído sangre en la primera fase de dopaje sanguíneo.

Tras la absolución, el CSD, solicitó una sanción de entre dos y cuatro años en aplicación de la Ley Orgánica de Protección de la salud y de lucha contra el dopaje (artículos 14.1.j y 15.1). En el documento de ayer, el CEDD aseguraba que ” los hechos acreditados en el expediente demuestran que el atleta participó activamente en la puesta en práctica de un método de dopaje sanguíneo que se encuentra prohibido expresamente”.

Según la misma resolución, las declaraciones de Bezabeh “acreditan, más allá de cualquier duda razonable, que el atleta, inducido por su entrenador [Manuel Pascua, imputado en la operación Galgo], consintió que le fuera extraída sangre y que ésta fuera conservada para su posterior autotransfusión, a pesar de que su representante [Miguel Ángel Mostaza] le había advertido expresamente de que no debía aceptar tratamientos médicos particulares distintos a los de la federación”.

Las declaraciones a las que se refiere el documento son las que Odriozola hizo públicas el pasado 12 de diciembre, cuando explicó: “Bezabeh confesó que se iba a pinchar una bolsa de su propia sangre”. El Comité rechazó las alegaciones formuladas por Bezabeh, que solicitaba su absolución y, posteriormente, un año de sanción sin imposición económica.

Para el CEDD, el dopaje de Bezabeh constituye, además de las observadas por el CSD, una infracción de dopaje sancionada en el artículo 32.2.b) de las reglas de competición que de la Asciación Internacional de Federaciones de Atletismo, de acuerdo con el Código Mundial Antidopaje.

La resolución del CEDD, anunciada ayer, supone el último paso de la vía administrativa, con lo cual las partes tan sólo podrán presentar recursos ante el juzgado central de lo Contencioso-Administrativo en el plazo de dos meses desde que reciban la notificación.

El secretario de Estado para el deporte español y presidente del Consejo Superior de Deportes, Albert Soler, declaró ayer a Público el sabor agridulce que le deja la sanción a Bezabeh. “Por una parte, es una resolución positiva del comité, que deja claro que actuará en contra de malas conductas. Pero, por otra, una sanción por dopaje nunca es positiva porque evidencia que existe un problema”.

A la espera más pruebas

Mientras las pruebas de la operación Galgo solicitadas por las autoridades deportivas siguen en posesión de la jueza, la confesión de Bezabeh ha sido suficiente para que sea el primer sancionado de un proceso que se inició ya hace siete meses, el pasado 9 de diciembre. Cuando la jueza libere dichas pruebas, la Federación y el CSD podrán actuar respecto a los otros deportistas profesionales sospechosos de dopaje según la operación. Entre ellos, Marta Domínguez, Nuria Fernández o Reyes Estévez.

Be Sociable, Share!
    0 comentarios

    Dejar un comentario

    ¿Quieres unirte a la conversación?
    Siéntete libre de contribuir

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *