Camí de cavalls

Texto y fotos: Noel Arraiz y Águeda Monfort

Imagina un camino que avanza sin interrupciones entra mar y montaña a través de un paraje de ensueño salpicado por bellas pinadas, pequeñas calas de aguas cristalinas y antiguos vestigios de un pasado vibrante. Un lugar en el que la costa preserva su carácter original y los distintos hábitats naturales conviven en equilibrio con la ancestral acción del hombre sobre el territorio. Imagina ahora que esta pequeña joya se encuentra en el Mediterráneo, a tan solo un paso de casa. El paraíso de llama Menorca y todos sus secretos se esconden en el Camí de Cavalls.

Dia_01_MG_8310_Cala-Mesquida

Un camino con mucha historia

La más oriental de las Islas Baleares, asediada por su valor estratégico durante siglos por piratas y ejércitos, ha sabido salvaguardar su esencia y valores naturales. Una anomalía en la costa mediterránea que debemos al origen militar de su trazado. Sendas, caminos y pistas que fueron conformando una red con la que los caballeros armados podían acceder con facilidad a defender la costa. Un legado militar que también podemos observar a lo largo de toda la costa menorquina en forma de grandes torreones defensivos y fortalezas.

Dia_16_MG_9875-OK

El carácter privado de las grandes fincas en las que quedó dividida la isla, muchas de ellas todavía pertenecientes a los herederos de aquellos caballeros que defendieron las costas menorquinas, permitió de forma excepcional la preservación del viejo Camí de Cavalls hasta bien entrada la primera década del siglo XIX, cuando, gracias al impulso ciudadano y las nuevas inquietudes sociales y medioambientales, se recuperó definitivamente el Camí de Cavalls actual, pasando a convertirse en un sendero homologado de Gran Recorrido. Caminos y huellas repletas de historia que hoy en día nos invitan a descubrir una isla donde la naturaleza sigue siendo la principal protagonista.

Una vuelta a Menorca

Por su orografía y peculiaridades, más que ningún otro sendero de Gran Recorrido, el Camí de Cavalls nos permite vivir una aventura capaz de adaptarse a todas las necesidades. Ya sea en bicicleta de montaña, corriendo, en travesía, o de cala en cala a bordo de un kayak. Ya sea como un reto personal, un viaje de aventura o incluso en familia, los cerca de 185 km de senderos que circundan la isla de Menorca, declarada en 1993 por la UNESCO Reserva de la Biosfera, nos ofrecen una experiencia excepcional.

Perfectamente señalizado y dividido en 20 tramos, pensados para ser recorridos tanto de forma continua como de forma independiente, el Camí de Cavalls atraviesa algunos de los parajes naturales más importantes de la isla; como el Parque Natural de la Albufera des Grau o las salinas de Mongofra, recorre las huellas de su sorprendente pasado talayótico, y nos descubre a cada paso la esencia del Mediterráneo que en tantos otros sitios tristemente se ha perdido para siempre.

Dia_01_MG_8310_Cala-Mesquida-OK

Al Sur destacan sus playas de postal y sus extensas pinadas, mientras al Norte contrasta su agreste, solitaria y ventosa costa. Un recorrido salvaje que requiere del caminante itinerante total autonomía. La ausencia de albergues, refugios y servicios en general, y la imposibilidad de acampar a lo largo de todo el camino convierten más aún si cabe al Camí de Cavalls en toda una aventura. Un inolvidable recorrido en el que, ya sea vivaqueando bajo un manto de estrellas junto al rumor de las olas, sumergiéndonos en las cristalinas aguas de sus calas y playas tras una larga jornada o simplemente recorriendo sus caminos llenos de historia, disfrutaremos de las maravillas de una isla que ha sabido preservar como ninguna un legado natural e histórico sin igual.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *