Chema Martínez cambia el rumbo tras el abandono en el Maratón de Hamburgo.

El atleta español Chema Martínez aún confía en participar en los Juegos de Londres en la prueba de 10.000 metros, una vez agotadas sus posibilidades olímpicas en maratón tras su retira en Hamburgo el pasado domingo.

Martínez se vio obligado a abandonar en el maratón de Hamburgo antes del paso por el kilómetro 30, viendo esfumarse así su última oportunidad de lograr el billete olímpico en maratón, en una prueba que concluyó con victoria del etíope Shami Dawit con una gran marca de 2:05:58, por delante de su compatriota Dadi Yamu (2:07:01) y del keniata Augustine Ronoh (2:07:23).

El madrileño explicó los motivos de su retirada en su cuenta de Twitter. “La maratón me ha vuelto a vencer, KO técnico en el km29. La fascia del pie que me ha dado guerra, desde km12 el dolor iba a más, cada paso. Decepción por no haber terminado, pero seguiré luchando porque sigo soñando, perseveraré y seguiré peleando por conseguir nuevos sueños!”, se animó.

Nuevos horizontes
Tras la decepción por el abandono en el maratón, Martínez ha visto un nuevo horizonte que le ha proporcionado el resultado de las pruebas médicas a las que se sometió el lunes en Madrid.

“Después de retirarme en Hamburgo cojeando y sin pode andar me temía lo peor, pero me han hecho una ecografía y lo que tengo es una fascitis, no hay rotura, lo que me hace ver el futuro con optimismo y con nuevas posibilidades que quiero intentar”, señaló a Efe el atleta madrileño.

“Estas cosas suceden en el atletismo. Muscularmente me encuentro muy bien, como si no hubiera corrido ayer, pero ves que en un momento te lesionas y se esfuman los objetivos. La decepción es brutal porque me he entrenado muy bien y estaba en forma, pero tanto en el maratón de Barcelona como en el de Hamburgo he tenido problemas físicos. Se te queda la peor sensación porque te quedas sin Juegos Olímpicos”, dijo.

A pesar de perder el tren del maratón olímpico, Chema Martínez se niega a descartarse para Londres. Ahora se trata de buscar plaza en otras distancias: 10.000 y 5.000 metros.

En los diez kilómetros, prueba en la que se proclamó campeón de Europa en 2002, la marca requerida para ir a los Juegos de Londres es 27:45. En caso de que ningún español la obtenga, la mínima B, con la que podría ir uno solo, es de 28:09.

El intento del atleta madrileño tendrá lugar el 3 de junio con motivo de la Copa de Europa de 10.000 metros de Bilbao, siempre y cuando sea seleccionado por el Comité técnico de la Federación española para dicha competición, en la que varios atletas españoles intentarán conseguir la mínima olímpica.

El subcampeón de Europa de maratón en Barcelona 2010, volverá a los entrenamientos en cuanto baje la inflamación del pie. Superadas sus decepciones en Barcelona y Hamburgo, su nuevo hábitat será la pista, donde buscará el pasaporte olímpico, sin bajar la guardia.

“Sé que estoy en lo últimos momentos de mi carrera, pero mientras me entrene al nivel que lo estoy haciendo no tengo por qué pensar en la retirada. No es que sea un abuelo, los últimos tropiezos han sido por problemas físicos y mala suerte”, precisó.

Fuente: CMD Sport

Be Sociable, Share!
    0 comentarios

    Dejar un comentario

    ¿Quieres unirte a la conversación?
    Siéntete libre de contribuir

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *