Creatina

Los atletas que toman suplementos de monohidrato de CREATINA experimentan menos problemas de dolores musculares.

La creatina es particularmente útil en esfuerzos intermitentes de gran intensidad.

Mejora la capacidad para soportar el ejercicio anaeróbico.

La suplementación con monohidrato de creatina estabiliza los depósitos de fosfatocreatina que cederá el fósforo para la reposición de trifosfato de adenosina.

Al aumentar las reservas de fosfato de creatina disminuye la producción de ácido láctico en el ejercicio intenso.

La menor fatiga muscular y el aumento de la capacidad de soportar una actividad intensa mejoran la capacidad de entrenamiento.

La Creatina es una sustancia producida por nuestro cuerpo (en el hígado) y almacenada en la fibra muscular. Se libera en forma de alta energía como un combustible inmediato del cuerpo cuando se realiza alguna actividad física.

Es un complemento alimenticio avalado para su uso por organizaciones internacionales del deporte y es utilizada por deportistas y atletas de todo el mundo por sus excelentes resultados ya que produce una respuesta muscular explosiva disminuyendo notablemente el tiempo de recuperación y de respuesta del organismo.

Pruebas científicas han demostrado que aquellos atletas alimentados con carbohidratos, proteínas y CREATINA, tuvieron un desarrollo muscular superior hasta en un 30% comparado con los que únicamente se alimentaron de carbohidratos y proteína.

Es similar a un aminoácido en cuanto a peso molecular y es el compuesto de este tipo más abundante en el músculo, se sintetiza apartir de los aminoácidos glicina, arginina y metionina. El músculo contiene un 95% y un 98% de la reserva corporal de creatina.

La CREATINA reduce la degradación de nucleotidos adeninos durante la actividad intensa, esta degradación supone la formación de radicales libres superóxidos. Al aumentar las reservas de fosfato de creatina disminuye la producción de ácido láctico en el ejercicio.

Se encuentra en pequeñas cantidades en las carnes rojas y en el pescado, sin embargo, un deportista sujeto a fuertes desgastes requiere de cantidades adicionales de creatina que apoyen su entrenamiento.

 En un estudio realizado con corredores de 1000 metros suplementados con creatina durante 5 días, el promedio de mejora fue de 55 metros, mientras que los sujetos del grupo de control (que no tomaron creatina) obtuvieron variaciones de 2 metros de media.

La suplementación con monohidrato de creatina mejora considerablemente la función muscular y el rendimiento físico general.

Los atletas que toman suplementos de monohidrato de creatina experimentan menos problemas de dolores musculares. La creatina reduce la degradación de nucleotidos adeninos durante la actividad intensa; esta degradación supone la formación de radicales libres superóxidos.

Cuanto mayor sea la cantidad inicial de fosfocreatina y mayor sea la velocidad de resíntesis, más efectiva será la fibra muscular para mantener un nivel elevado de trifosfato de adenosina (A.T.P.).

El contenido más elevado de fosfocreatina al principio del trabajo y la mayor reserva total ayudan a una recuperación más rápida, constituye una protección contra la acidosis y reduce la formación de radicales libres, eliminando parcialmente el dolor muscular posterior a la práctica de ejercicio intenso.

Be Sociable, Share!
    0 comentarios

    Dejar un comentario

    ¿Quieres unirte a la conversación?
    Siéntete libre de contribuir

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *