El ciclismo del presente.

Los criterios empresariales determinan hoy las decisiones deportivas.

Estuvo Miguel Indurain apadrinando la presentación del Movistar, el mejor equipo ciclista español, y su presencia, tan en forma aún 15 años después de haberse retirado, funcionó como el vínculo de la memoria entre una época en la que los equipos ciclistas funcionaban como una extensión sentimental de los directores que los montaban, todo pasión y emoción, y la época actual en la que son, obligatoriamente, los criterios de gestión empresarial -gastos, ingresos, balances, puntos de los corredores, pertenencia o no al ProTour-, y no tanto los deportivos, los que determinan las decisiones. Se reproduce a todos los niveles la filosofía empresarial que emana de la Unión Ciclista Internacional (UCI) y sus palabras fetiche: globalización, sociedad anónima, países emergentes, imagen, márketing, todo dicho en inglés. Solo los superequipos tendrán sitio en la mesa del señor.

El Movistar de Eusebio Unzue, como el futuro Euskaltel, el que se espera el año próximo una vez retirado Miguel Madariaga y concluido el papel de la Fundación Euskadi, es una cristalización nítida de la idea, y, gracias a ello, lo puramente deportivo, el vínculo verdadero con la afición, sobrevive, y brilla.

Con el regreso de Valverde y Cobo, con el fichaje del doble campeón italiano Visconti, con la madurez acelerada del portugués Rui Costa, el Movistar se puede permitir grandes ambiciones en las grandes vueltas y también en las mejores clásicas, y también pelear por el título de mejor equipo del mundo junto a los megaproyectos llamados BMC -donde se juntan Evans, Gilbert y Hushovd-, Sky -Cavendish, Wiggins- y el RadioShack de Bruyneel y los hermanos Schleck, Cancellara y Klöden.

Sea como sea, que siga el ciclismo!

Be Sociable, Share!
    0 comentarios

    Dejar un comentario

    ¿Quieres unirte a la conversación?
    Siéntete libre de contribuir

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *