PEQUEÑOS MONTAÑEROS

TEXTO Y FOTOGRAFÍA: Noel Arraiz y Águeda Monfort.

Comunidad Valenciana - Sierra de Bernia (2)

¿Te has fijado alguna vez en los distintos sonidos que producen las hojas al ser pisadas? ¿O en esa nube con forma de tortuga que avanza lentamente por el cielo? ¿Has imaginado cómo fue la vida entre esas ruinas cubiertas por la maleza, hoy silenciosas espectadoras del paso del tiempo? ¿O qué es lo que estarán haciendo en este momento los animales que se esconden en el bosque?

Si no es así, es muy posible que necesites mirar la montaña con otros ojos: los de un niño.

Comunidad Valenciana - Sierra de Bernia (1)

A través de ellos tenemos la oportunidad de descubrir los mismos lugares de una manera muy distinta: humedales, castillos, bosques mediterráneos, cuevas, sierras litorales… pequeños rincones que tenemos a la vuelta de la esquina y que merecen la pena ser explorados a otro ritmo, sin prisas, sin objetivos ni relojes.

La naturaleza está llena de detalles, importantes lecciones visibles solo a ojos de un observador perspicaz, que, en cambio, habitualmente, pasan desapercibidas para la mayoría de nosotros, habituados a ver el mundo con un gran angular.

Padres y educadores deben convertir cada salida en un gran juego con el que desarrollar su imaginación y aprendizaje

Comunidad Valenciana - Mola de Segart, Calderona

A menudo, pasamos por la montaña como una exhalación, corriendo o en bicicleta, para encontrar nuestros límites, intentando arañar minutos al reloj. Avanzamos hacia lo más alto, con paso firme, en busca de nuevos retos, nuevas aventuras, sin llegar a darnos cuenta del sorprendente mundo que nos rodea: plantas y árboles luchando por adaptarse a un medio siempre hostil, rocas con las que viajar millones
de años al pasado, ruinas que nos hablan de dónde venimos, animales huidizos que van dejando pistas para los detectives más astutos, pequeños insectos, olores, colores…

En cambio, para los niños, que aún conservan intacta la capacidad de sorpresa y una curiosidad extrema, la naturaleza es un lugar ideal donde poder dejar volar su imaginación, una gran escuela al aire libre, un lugar mágico donde desarrollar todo su potencial, experimentar con el entorno, jugar y, en definitiva, aprender. En la montaña los niños adquieren valores y herramientas especialmente útiles para su desarrollo: autonomía, creatividad, paciencia, tolerancia, superación, empatía…

Comunidad Valenciana - Chelva

 

Rousseau afirmaba que “la naturaleza es un libro abierto”, un libro que está esperando a todo aquel que sepa mirarlo con los ojos adecuados.

 

Ir a la montaña con niños, como cualquier gran reto, requiere de un alto esfuerzo e implicación, en el que padres y educadores deben convertir, cada salida, en un gran juego con el que desarrollar su imaginación y aprendizaje, una gran aventura en donde los mapas escondan tesoros y las rocas y los castillos sean el hogar de seres fantásticos y en la que, tanto pequeños como grandes, tenemos mucho que ganar.

Quizás no consigas alcanzar la cima, tal vez no bajes tu tiempo record ni termines el recorrido que antes de salir te habías propuesto, pero, a cambio, conseguirás algo mucho más valioso, descubrir los secretos de la naturaleza acompañado por los que más quieres,
 a otro ritmo. Desempolva los prismáticos, saca la lupa del cajón y explora.

El esfuerzo bien vale la recompensa: volver a disfrutar de la naturaleza a través de los ojos 
de un niño.

Comunidad Valenciana - Penya foradada

 

LOGO web SLA CUADRO ROJO LOGO EN BLANCO 210CM

www.senselimitsaventura.com

Be Sociable, Share!
    0 comentarios

    Dejar un comentario

    ¿Quieres unirte a la conversación?
    Siéntete libre de contribuir

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *