Virginia Berasategui y el triatlon de Bilbao.

“Un triatlón en Bilbao es un sueño hecho realidad”

La triatleta vela armas de cara al BilbaoTriathlon que se disputará mañana. Una competición que tiene entre sus principales objetivos para la presente temporada junto a los Ironman de Austria y Hawai o el campeonato de Europa de larga distancia, entre otros.

La mirada de Virginia Berasategi irradia ilusión y emoción al hablar de todo lo que vivirá mañana durante el BilbaoTriathlon. Una carrera que ha soñado muchas veces y que, al fin, se convertirá en una realidad que disfrutará y en la que luchará por un triunfo que redondearía una jornada histórica para la triatleta y todo su entorno.

¿Cómo se encuentra Virginia Berasategi en estos momentos?

Estoy más tranquila que hace unos días. La semana pasada estaba muy cansada por el ritmo de entrenamientos. Estaba muy cansada, tenía una sensación de pesadez, nudo en el estómago, pero esta semana he bajado el ritmo de entrenamiento de cara a la carrera y las buenas vibraciones han vuelto.

Se puede decir que los nervios han disminuido.

Sí, he estado hablando con mis amigos y me han dicho que tengo que disfrutar de este momento y que todo va a salir bien. Sus palabras me han relajado bastante y ya estoy contando las horas que quedan para que comience la prueba.

¿Cuántas veces ha soñado con correr un triatlón en Bilbao?

La verdad es que no lo sé. Desde que empecé en esto en 1990, era un sueño pero muchas veces pensaba que cómo iba a ser eso posible. Hubo intentonas, pero no cristalizaron. Pero al final aquí está gracias a la organización que se lo ha currado mucho y al apoyo de las instituciones, sponsors, medios y demás ese sueño se ha hecho realidad.

Lo más espectacular de esta carrera y lo que más dudas suscitaba era nadar por la ría.

La gente aún sigue viendo con expectación el hecho de que nade en la ría. La gente te pregunta cómo está el agua y la verdad es que está en unas muy buenas condiciones. Puedo asegurar que estas aguas están mucho más limpias que en otras en las que he competido.

¿Qué tienen diferente estas aguas respecto a las de otros lugares en los que has competido?

Es el agua de la ría de Bilbao. Para mí sabe, huele y se siente diferente a cualquier otra. Saber que tus aitites hace muchos años se han bañado allí y pensar que hace no tantos no era posible, hace que tenga muchísimas ganas por nadar allí.

Conoces muy bien el recorrido de la prueba, ¿cuál es el punto clave, el más delicado de este Bilbao Triathlon?

Yo creo que la subida a El Vivero en el tramo de bici es lo más complicado. Es una ascensión que se hace bastante larga y además en la bajada no hay mucho descanso y todo ello cuenta con la complicación de que daremos dos vueltas a ese circuito. Lo que derroches en esa subida lo puedes pagar en la segunda vuelta y si no lo pagas en la bici, será en el tramo a pie.

La cifra de 480 inscritos avala el éxito de la prueba.

Sí. En principio el llegar a 300 participantes ya se consideraba un éxito y se dejó abierto hasta 500, pero para nada pensaba que se fuese a llegar a esta cifra.

De esos 480 participantes 26 son mujeres. ¿Qué le parece esta cifra?

Al final la proporción es lo más llamativo. Pero creo que es un buen número de participantes mujeres. No somos muchas las que hacemos deporte en general y este que es tan duro, parece que todavía echa un poco para atrás. Por otra parte hay que tener en cuenta que este fin de semana se celebran otras carreras de menores distancias y eso también quizá haya reducido un poco la participación femenina.

Entre los participantes hay clubes de Ezkerraldea, Enkarterri, Gipuzkoa, Nafarroa… El triatlón es un deporte con tirón en Euskal Herria.

Sí, es así. De hecho, junto a Madrid y Catalunya, somos los que más licencias federativas tenemos. En esto también nos ha ayudado que aquí tengamos una cultura de deporte muy marcada. Además, la gente busca experiencias nuevas y el triatlón es un deporte que se las proporciona.

¿Qué consejo daría al público para que disfrute a tope mañana?

Les diría que estuviesen desde primera hora porque va a haber tanto antes como después muchas actividades. También que no se pierdan la salida porque va a ser espectacular y se va a poder ver cómodamente desde ambas márgenes de la ría. Las transiciones también van a ser bonitas de ver, cómo salimos de nadar y cómo en un minuto nos subimos a la bicicleta.

Fuente: Deia.com

Be Sociable, Share!
    0 comentarios

    Dejar un comentario

    ¿Quieres unirte a la conversación?
    Siéntete libre de contribuir

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *