Vitamina E y protege tus musculos

vite
Ya sabemos que durante el ejercicio se incrementa el consumo de oxígeno y su utilización por parte de las células del organismo, ésto genera una mayor producción de radicales libres que pueden causar la oxidación de lípidos de membranas celulares y ocasionar un daño estructural.

También nuestro organismo cuenta con propias defensas ante estos radicales libres y se ha demostrado que el ejercicio físico regular y moderado incrementa y mejora el funcionamiento del sistema de defensa.

 

Pero en ocasiones, la actividad supera nuestro umbral anaeróbico y se realiza un máximo esfuerzo que provoca el desequilibrio entre la capacidad antioxidante del organismo y los radicales libres generados durante el ejercicio.

Siempre ha sido controvertido el papel de los suplementos antioxidantes, pero la mayoría de los estudios realizados afirman que los deportistas tienen requerimientos mayores de este tipo de sustancias entre las que se encuentran la vitamina E.

Sin embargo, no se han concluido cuáles son las dosis ideales en estos casos, pero sí se sabe que la vitamina E es especialmente útil en ejercicios intensos, que superen el umbral anaeróbico o que sean realizados en altitud.

Las investigaciones han comprobado que en estas ocasiones, con este nivel de actividad y sus particularidades, los complementos de vitamina E reducen el daño muscular, lo cual disminuye la fatiga del músculo, y favorece su pronta recuperación.

Entonces, la vitamina E protege al músculo de los esfuerzos físicos intensos y de manera indirecta, mejora el rendimiento deportivo.

Es decir, los complementos de vitamina E no mejoran las capacidades físicas del organismo ni permitirán superar las marcas personales, pero al favorecer la recuperación y evitar daños en el músculo, repercute de manera indirecta en el rendimiento del deportista.

En los estudios realizado las dosis del vitamina E o tocoferol oscilan entre los 300mg y los 800mg, durante un período de entre 2 y 4 semanas.

De todas formas, las dosis no están confirmadas, por lo que si sos de aquellos que realizan un gran esfuerzo físico y experimentas fatiga posterior, lo aconsejable es consultar con un idóneo que de acuerdo a tu alimentación y tu actividad diseñe tu propio plan de consumo de complementos.

Por otra parte, para todos los que realizamos actividad física de forma regular, pero de intensidad moderada, lo ideal es no dejar de aportar esta vitamina con nuestra alimentación, la cual la podemos obtener ingiriendo aceites vegetales, frutos secos, trigo o granos integrales, vegetales de hojas verdes y legumbres.

Be Sociable, Share!
    0 comentarios

    Dejar un comentario

    ¿Quieres unirte a la conversación?
    Siéntete libre de contribuir

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *