Corro para olvidar porqué corro

El otro día pensé que debía hacer ejercicio. Creo que fue un pensamiento en un momento de vaguedad extrema de mi pequeña neurona, la única que conservé de mi infancia y que antaño creí que funcionaba perfectamente. Supongo que el hecho de que el médico se empeñe en decirme que tengo hipercolesterol y que fumo debe haber influido un poco pero no lo tengo del todo claro jaja

Desde hace 3 días y tras comprar unas zapatillas de correr, (aclaro que ahora hay zapatillas para correr, zapatillas de paddle, las hay para andar, para jugar al fútbol sala, para jugar a petanca y para tirarlas a un malnacido/a que te dice mientras corres y con gran dosis de ironía fina: -¿Me llevas? -adornado con una sonrisa de……) he decidido practicar aquello de “Mens sana in corpore sano” y he empezado a sudar la gota gorda.

No sé por qué lo hago, de hecho si la memoria no me falla, la última vez que corrí algo fue hace 3 años en un partido de fútbol 7, donde terminé fundido. Si busco en la memoria, sinceramente no recuerdo cuando fue la última vez que corrí…. ¿En la mili?….. Puede ser (tenía 21 años).

corredor popular

Lo de si soy “Supinador o Pronador”, me lo comentó el de la tienda. Y yo que pensaba que eso sólo salía en el monólogo  de Leo Harlem sobre los deportes… Lo cierto es que le dije… “Yo ni lo uno, ni lo otro,…. porque cualquiera de las 2 cosas supone un incremento del precio de las zapatillas”. Joderrrrr, con lo bien que se corría antes con unas buenas zapatillas “Paredes” o las que fueran, ya que todas servían para correr. Ahora nooooooooooo. Ahora el correr es una historia complicada jaja…

En fin, que tengo agujetas hasta en el cogote, que mi ritmo de carrera es similar al de una tortuga con ciática y cuando llego al final de mi recorrido…., me da por pensar…. ¿Por qué?

Creo que poniéndome serio y trascendental y sabiendo que siempre queda bien decir eso de: “ Me voy a correr” , he pensado que hay más motivos que la salud y el hecho de poner en forma mi cuerpo oxidado, creo y me he dado cuenta que en esos minutos (porque de momento son eso, minutos) , en esos instantes mis pensamientos se centran en la respiración, en lo cansado que estoy , en el “capullo” que pensó lo de supinador y en mil cosas mas , entre las que esté el pensar, en que momento llegaré a casa de nuevo para descansar.

La conclusión que he sacado es que durante esos instantes, es que mientras corro no pienso en nada malo, no pienso en crisis, en trabajo ni en problemas. En el fondo creo que me he puesto a correr para escapar de mis pensamientos diarios y repetitivos, pensamientos que realmente no me hacen bien, es decir que realmente “Corro para olvidar porqué corro”, aunque ahora en estos precisos momentos, me he acordado de por qué lo hago…. En el fondo, no está tan mal.

Y ahora a esperar a ver cuanto dura mi experiencia deportiva… Se admiten apuestas.

Luis Garrigues

P.D. Esta historia fue escrita el pasado día  5 de Septiembre del 2013. A día de hoy, puedo decir que ya he corrido mi primera 15 k y mi objetivo es terminar la Media Maratón de Octubre. Lo mas importante es ¡¡¡ Sigo vivo!!! Y ahora feliz de haber dado el paso de comprarme aquellas  “zapas”.

Be Sociable, Share!
    2 comentarios
    1. jordi
      jordi Dice:

      Así se empezamos todos.. y poco a poco se van superando retos.. al principio cuando corres 10 km dices madre mía ke locuraaa, pues este aňo supere min reto de ser finisher en una maratón. . Ánimo y a seguir así!! Como dice Chema Martinez: no pienses correeee!!!

      Responder

    Dejar un comentario

    ¿Quieres unirte a la conversación?
    Siéntete libre de contribuir

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *