Los Beneficios del Aqua Running

Son infinitas las nuevas tendencias en entrenamientos que se han estado gestando durante los últimos años, pero sin lugar a dudas las piscinas han sido el eje central de casi todas ellas; dentro de lo más reciente en deportes acuáticos surge el aquarunning, una disciplina fácil y natural como lanzarnos a correr en un parque o en la calle, sólo que aquí debemos realizar un mayor esfuerzo para luchar contra la fuerza que el agua ejerce sobre nuestro cuerpo. Si tenemos que definir a este ejercicio podríamos decir que simplemente se trata de correr y nada más que correr, habitualmente se lleva a cabo en una piscina con una altura de agua de entre 50 cm y 150 cm, así de sencillo.

Esta forma de correr posee sus propias características lo que aporta de alguna manera ventajas particulares con respecto a las carreras en seco; para realizarlo sólo tenemos que calzarnos unas zapatillas cómodas para agua y buscar un estanque apropiado; de acuerdo al carácter del entrenamiento también elegiremos diferentes profundidades.

Con el agua a la altura de la cintura podemos trabajar más velocidad con la resistencia extra que el agua otorga respecto al aire y disminuyendo entre un 40% y 50% el impacto en las articulaciones; si deseamos correr en una profundidad mucho mayor, es decir con el agua a la altura de las axilas, entonces haremos una labor de fuerza-potencia. La hidrogravidez, la intensidad del ejercicio, la presión hidrostática y constante del agua en todas sus direcciones convierten al medio acuático en un gimnasio tridimensional donde no sólo se puede practicar la natación sino el aquarunning de manera adecuada y saludable.

Beneficios de la práctica de aqua running

Practicar el aquarunning, al igual que ocurre con cualquier otro deporte, conlleva una amplia serie de beneficios para nuestro organismo, en especial para aquellos deportistas de alto rendimiento, no es casualidad que los mismísimos Lakers hayan mandado a construir una piscina específica para practicar esta disciplina. El aquarunning no mejora solo la salud sino las capacidades físicas: personas con sobre peso, de edad avanzada, con problemas de articulaciones, los que posean una condición física muy baja, los que se encuentren en fase de recuperación de graves lesiones y muchos otros, encontrarán a través de este deporte una alternativa para ahuyentar sus males y paliar el exceso de pulsaciones debido a las propiedades del agua. Cuando se practica el aquarunning, se trabaja el tren inferior de forma más intensa, se logra un equilibrio mayor entre éste y el tren superior, se endurecen los desplazamientos, se trabaja más intensamente la zona del tronco, no se padece impactos, se recuperan y previenen lesiones, etc.

El aquarunning se aconseja también para todos aquellos individuos que posean escasa movilidad articular y flexibilidad, personas con problemas cardiorrespiratorios leves o moderados, para quienes padezcan afecciones psicomotrices, de coordinación dinámica general, con falta de tono muscular y atrofia general. También otorga buenos resultados en individuos con problemas de postura, falta de ritmo y agilidad, con lesiones generales en toda la columna vertebral y para los que simplemente son amantes de las piscinas y tienen ganas de hacer ejercicio.

Be Sociable, Share!
    0 comentarios

    Dejar un comentario

    ¿Quieres unirte a la conversación?
    Siéntete libre de contribuir

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *