Running y endorfinas: atajo hacia la felicidad

Siempre he pensado que la gente que practica ejercicio, además de más saludable suele ser más feliz. Los ves con esa sonrisa en mitad de su particular sufrimiento y te das cuenta que esa sonrisa la suelen trasladar a su vida diaria y lifestyle que dirían los modernos. Quizás sea la capacidad del disfrute en el sufrimiento, el tesón, la constancia, el espíritu de superación, el inconformismo,… pero lo cierto es que hay estudios que demuestran que el ejercicio influye en nuestra higiene mental dejando a un lado sentimientos tan nocivos como la ansiedad, el estrés o la depresión.

Así comienza este interesante artículos que nos hacen llegar desde LovelyRunners.

En relación al deporte y la felicidad parece que parte del enigma se pudiera explicar en la química, entrando en escena las endorfinas, esas grandes desconocidas, la explicación a quimeras como la vitalidad, el optimismo y la alegría. ¿Pero qué son?¿Cómo se crean?¿Qué efecto tienen?¿Se puede potenciar su producción?

 ¿QUÉ SON LAS ENDORFINAS?

Son péptidos que producimos en la hipófisis, una pequeña glándula que está ubicada en la base del cerebro. Cuando hacemos deporte esta glándula se estimula, produciendo endorfinas en el organismo. Hay estudios que  demuestran que estas endorfinas son capaces de inhibir las fibras nerviosas que transmiten el dolor, además de actuar a nivel cerebral produciendo experiencias subjetivas, que son sensaciones intensas, bien conocidas por los deportistas como son la disminución de la ansiedad y la sensación de bienestar, además  de la analgesia y sedación antes mencionada.

Pongamos un toque de historia en esta entrada. En 1975, John Hughes y Hans Kosterlitz, descubrieron una molécula muy similar a la morfina a la que llamaron Enkefalina  (“dentro de la cabeza”). Se demostró que nuestro órgano manufacturaba sus propios neurotransmisores químicos que le ayudan a salir de varios trances estresantes. Desde entonces, estas moléculas han sido clasificadas en varios tipos y denominadas endorfinas por un equipo de la Universidad de John Hopkins encabezado por el doctor Solomon Snyder viniendo su nombre de la mezcla de las palabras: endógena (producida por el organismo) y morfina.

¿QUÉ BENEFICIOS TIENEN LAS ENDORFINAS?

Sus beneficios son amplios, pero haremos un resumen de los que más pueden interesar a la comunidad runner. Tanto es así que se ha creado el término “runner´s high” , algo así como el bienestar del corredor.

  • Ayudan a calmar el dolor ante un traumatismo, inflamación extrema, enfermedad aguda, exceso de actividad física o esfuerzo extremo,…
  • Crean la sensación de placer ante situaciones agradables
  • Ayudan a liberar las hormonas sexuales, responsables del deseo sexual
  • Fortalecen el sistema inmune
  • Modulan el apetito

En general, podríamos decir que son las responsables de nuestra calidad de vida.

¿PODEMOS POTENCIAR LA CREACIÓN DE ENFORFINAS?

Son varios los estudios que han demostrado que después de una actividad física aeróbica, existe un claro y significativo aumento de endorfinas. El ejercicio de resistencia tiene un potente poder antidepresivo, ya que tendría un rol importante en mejorar el estado anímico y subir la autoestima, efectos que probablemente, se cree, estarían mediados por estas endorfinas. El deporte es un arma terapéutica que no puede ser reemplazada por la medicina convencional, es la única medicina que no se vende en las farmacias y aun es gratis, solo depende de nosotros hacer uso de esta gratificante terapia.

Aunque el deporte es uno de los motores para su liberación, existen otras actividades que contribuyen con la causa

  • Relaciones sexuales satisfactorias.
  • La risa es, sin duda, uno de los factores que más incrementa nuestros niveles de endorfinas
  • El contacto con la naturaleza ya que siempre nos hace sentir mejor
  • La relajación. Puede ser cualquier actividad que disminuya nuestro nivel de estrés y nos sea satisfactoria (relajación, meditación, visualizaciones, etc.)
  • Tener un hobby o afición
  • Disfrutar con las comidas y sus sensaciones (olores, sabores, etc.), la compañía,…
  • La música, el baile o el canto nos ayudan a liberar gran cantidad de endorfinas
  • Hacer cosas por el bien de los demás (respetar el medio ambiente, ser más solidario, ayudar al prójimo, etc.)

 ENDORFINAS Y ADICCIÓN

Últimamente, además del aumento de endorfinas en la sangre, otra vía parece explicar la relación entre el running y la euforia y sensación de bienestar que desencadena en las personas. Y es que también que en las personas que repiten un acto que les satisface, terminan desarrollando una adicción, gracias en parte a la liberación de sustancias químicas en nuestro cerebro, como la dopamina que termina siendo la causa del sentimiento de bienestar en las personas que se vuelven adictas al ejercicio.

Dice el refrán que el hábito hace al monje y en esto de la búsqueda de la felicidad, parece que la constancia y la rutina en forma del running pueden ser un eslabón que contribuye en esta cadena. Así que si estabas pensando iniciarte en el Prozac, date una oportunidad, cálzate unas deportivas cómodas y haz del running tu medicina.

Be Sociable, Share!
    1 comentario
    1. Iván S.
      Iván S. Dice:

      El running es de las mejores actividades físicas que se pueden realizar para aumentar el nivel de endorfínas. Después de una buena sesión de running las sensaciones son increíbles. Animo a todos a probar. Un saludo.

      Responder

    Dejar un comentario

    ¿Quieres unirte a la conversación?
    Siéntete libre de contribuir

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *